GuidePedia

0

El diamante de 60 quilates se ha posicionado como uno de los más caros del mundo, alcanzando un precio de más de 60 millones de euros. Su color rosa infinito es uno de los más bellos y resplandecientes y por él se han deslumbrado centenares de personas, que lo han querido fotografiar y hacer un reportaje.

Sus diseñadores no han querido realizar declaraciones acerca del lugar de procedencia de la piedra preciosa, siendo todavía un secreto, ya que podría haberse recogido en África. Su compra, a diferencia de otras joyas no se ha realizado mediante una compra privada, sino que se ha realizado mediante subastas.

Una muestra de que los tallados naturales y las obras de arte en joyería, son un medio artístico de comunicación absoluto en el que no prima tan sólo el carácter estético sino también la sensibilidad de alguien que quiere comunicar una obra. ¡Un valor en crecimiento para apostar por el arte!


Publicar un comentario

 
Top